Depresión y otros demonios

Poblado o Plagado?

 

Las cosas se pueblan de manera positiva, voluntaria y con deseos constructivos, por decisión de sus elementos constituyentes (nadie puebla un terreno pensando que nunca vivirá ahí). Pero existen entes invasores, intrusivos e indeseables que pueden plagar y desplazar a los pobladores idóneos y destruir a la población inicial y finalmente destruirse a si mismos.

Análogamente, si tus pensamientos están poblados de elementos positivos tienes una vida feliz y productiva, si están plagados de elementos negativos probablemente tengas algún grado de depresión, ansiedad o baja autoestima.

Los pensamientos intrusivos negativos son una plaga que destruye tu felicidad, no solo por el hecho de tenerlos y que te hacen interpretar la vida de una manera gris y desesperanzada, sino porque al estar toda forma de pensamiento asociada a una emoción el pensamiento negativo desencadena de manera automática, inmediata e involuntaria sensaciones desagradables manifestadas orgánicamente como taquicardia, palidez, sudoración, náuseas (manifestaciones neuroendocrinas) y respuestas complejas como el miedo, pánico, tristeza, desesperanza, desesperación, ideas autolíticas (suicidas), etc.

Es así que la depresión, la baja autoestima los trastornos generalizados de ansiedad (el grado máximo es la Crísis de Pánico) son originados por pensamientos distorsionados y a veces de difícil control. Los logros profesionales, económicos, sexuales, afectivos (en pocas palabras, todo lo que nos califica de exitosos) no evitan la depresión, dan satisfacciones, pero no eliminan la depresión. Hay gente sumamente exitosa deprimida... Estas personas tienen trastornos cognitivos que la condicionan.

*

La Felicidad es nuestra elección, no es fácil, pero se la puede hacer menos escurridiza si se entiende el mecanismo mediante el cual la minamos, la obstaculizamos y saboteamos

*

Las respuestas fisiológicas y las manifestaciones emocionales (negativas y desagradables) de la depresión son tales que se podría considerar que la ausencia de depresión es la felicidad

*

Por su parte, la Felicidad, salvo sea euforia (cosa que puede ser patológica), no tiene tantas manifestaciones como la depresión. Me refiero a que abarca muchas zonas cerebrales y del sistema neuroendocrino

Pensamientos negativos y actitudes anómalas

 

El pensamiento negativo no solo está asociado a una inmediata emoción negativa y destructiva sino que además sobredimensiona el problema (si es que existe) debido a que usualmente este tipo de pensamientos está distorsionado (Distorsión Cognitiva) y fuera de la realidad. Es casi como si estos pensamientos tuviesen vida propia y fuesen francamente locos y fuera de sus cabales.

Lo malo de estos pensamientos es que aparecen de manera intempestiva y de acuerdo a su frecuencia veremos un grado menor o mayor de disfunción personal, especialmente, depresión. La buena noticia es que es relativamente fácil controlarlos y eliminarlos. Los pensamientos negativos crecen y se propagan de tal manera que dominan totalmente la realidad, el pensamiento claro y racional

Llegados a este punto quiero decirles que estamos hablando de psiquiatría y psicología reales, de terapéutica médicamente válida y formal, de una escuela denominada Terapia de Reestructuración Cognitiva o Reestructuración del Pensamiento (TRC). Basada en conocimientos académicos válidos de salud mental y modificados para atender el aquí y ahora (a diferencia de la escuela Psicoanalítica que va y viene de la infancia al presente durante años) tiene la intención de modificar conductas rápidamente mediante la identificación, la comprensión y la eliminación de los pensamientos negativos distorsionados.

La idea es propiciar el pensamiento positivo, eliminar los negativos e incluso detener los pensamientos de cualquier índole para neutralizar las emociones en algún momento dado (meditación). En estos tres esquemas se basa la TRC.

La conclusión más importante es que la depresión no es un desorden emocional ni estructural cerebral, es la consecuencia emocional de pensamientos distorsionados en una persona que no es capaz de controlarlos. Lo bueno de esta terapia es que la puedes hacer tu misma con la ayuda de un libro (Sentirse Bien -Feeling Good- del Dr David Burns) como guía (depresión leve, la mayor parte de los casos) y con la asistencia de especialistas y medicación en casos de depresión moderada a severa. En cualquier caso, al añadir la TRC a la terapia tradicional y medicamentosa las tasas de mejoría, curación y control de recidivas han sido mucho mejores.

Pero aún hay más...

Actitudes disfuncionales, presunciones silentes

Una vez que uno aprende a identificar, controlar y eliminar los pensamientos distorsionados (sentirse bien) existen algunos residuos un poco más profundos y sutiles que pueden generar depresión, ansiedad, ataques al autoestima... controlar estos residuos es un paso aun mayor (mejorar o curarse, no solo sentirse bien) ya que implica un conocimiento más profundo sobre la causa de la depresión. Estos pequeños demonios que acechan en el subconsciente se denominan Presunciones Silenciosas y son la causa del problema en casi todos los casos de depresión y su aparición puede conducir a vulnerabilidad, a ser susceptible para un nuevo episodio depresivo.

La Presunciones Silentes o Silenciosas son los elementos mediante los que defines tu valor personal, los elementos sobre los que se fundamenta tu autoestima, recordemos que no hay depresión en una autoestima fuerte y saludable. Para determinarla existe un método sencillo basado en una escala denominada Escala de Actitudes Disfuncionales que contempla elementos (sistemas de valores personales) cuya alteración es reconocida como causante de baja autoestima, depresión y ansiedad: Aprobación, Amor, Logros, Perfeccionismo, Merecimientos, Omnipotencia y Autonomía

Autoestima

 

En la Depresión la autoestima esta invariablermente deteriorada (4 D´s): Derrotada, Defectuosa, Desierta y Deprivada. En presencia de una sólida autoestima la depresión no se puede instalar.

Se tiene autestima saludable cuando se experimenta el maximo amor propio independientemente de si se es exitoso o no en algún punto de la vida. El autoestima es saludable aun en la adversidad, la confianza en uno mismo se mantiene intacta aun en tiempo de crisis

Las reacciones emocionales negativas, producto de distorsiones cognitivas, solo son capaces de ejercer su efecto sobre una baja autoestima lo cual solo es posible si existe una distorsion mental. Circulo vicioso!

Tu valor como persona y tu autoestima NO se obtienen mediante logros y éxitos (no sirven para nada tus talentos, atractivo, fama, fortuna, amor, amistad, aprobación... si la distorsión de tus pensamientos te hacen una persona emocionalmente triste), ellos te dan satisfacciones pero no felicidad. Solo la manera como te valoras te da la felicidad, solo una sana autoestima te da felicidad. Y para valorarse adecuadamente debes controlar los pensamientos distorsionados que te deprimen y finalmente acaban con el valor que te atribuyes como persona.

La distorsion mental mas frecuentemente encontrada cuando uno se siente poca cosa es el Pensamiento Todo o Nada, la tendencia al perfeccionismo excesivo con autocritica enfermiza y destructiva. Ante un mínimo fracaso el individuo es incapaz de ver el lado positivo del evento, lo niega, lo elimina y todo se vuelve en extremo negativo sin gradaciones intermedias.