trastornos funcionales

disfunción sexual femenina

 

Es la dificultad o imposibilidad que tienen algunas mujeres para obtener una relación o vida sexual satisfactoria.  Este es el problema oculto más frecuente que existe en la ginecología, si las mujeres que consultasen al ginecólogo lo plantearan encontraríamos que casi la mitad de ellas sufre de algún tipo y grado de DSF

Excelente revision sobre el tema, en inglés, pero vale la pena revisarlo

Dr. Ricardo Gómez Betancourt

el problema


¿Cuál es su frecuencia?

La disfunción sexual es mas frecuente en mujeres (43%) que en hombres (31%) con el agravante de que el problema es mucho más complejo y multifactorial en las primeras. La aparición de una “pastilla azul” (como ocurrió para el hombre) que cure la disfunción sexual en la mujer esta lejos de ser desarrollada dada la complejidad de la sexualidad femenina; sin embargo, existen algunos medicamentos y estrategias que pueden mejorar algunas áreas de las muy variadas que pudiesen estar involucradas en la disfunción sexual femenina DSF)

Clasificación y diagnóstico

1.- Desorden de deseo sexual hipoactivo: es la disminución de la libido, o sea, de las ganas, fantasías, pensamientos y deseos de tener sexo.

2.- Desorden de respuesta sexual femenina: es la falta de excitación y sus respuestas fisiológicas asociadas como lo son la lubricación, sensibilidad genital, expectativa psicológica.  Existen algunos tipos de trastornos descritos durante la excitacion: Disfórica (la excitacion sexual es correcta pero genera reacciones no placenteras; existen fuertes implicaciones  psicológicas), Anhedónica (la respuesta corporal es normal y hay relaciones sexuales pero la paciente es totalmente apática al respecto; consideraciones psicológicas, de pareja,etc.), Orgánica o funcional (todos los componentes estan presentes pero no hay lubricacion y el coito se hace displacentero, menopausia, histerectomía, etc.)

3.- Desorden orgásmico femenino: la paciente es incapaz de llegar a un orgasmo o se le dificulta o lo hace tardíamente después de haber sido estimulada sexualmente de manera adecuada

4.-  Desorden de dolor sexual: incluye el Vaginismo (dolor, dificultad o imposibilidad de penetración debido a espasmo voluntario de los músculos vaginales a pesar de la intención voluntaria y expresa de la mujer a tener relaciones sexuales), la Dispareunia (dolor pélvico profundo durante el coito) y el Dolor sexual no-coital (condición rara en la que la paciente refiere dolor genital durante la estimulación sexual no coital)

El diagnóstico se hace principalmente a traves de la Historia Médica y del interrogatorio de la paciente: detallamos el uso de medicamentos, las enfermedades crónicas de la paciente,factores psicológicos, relacion con la pareja y datos de abuso físico, abuso sexual e intimidación.

La historia nos permite clasificar a la paciente dentro de una o más de las  categorias anteriores de manera que podamos orientarla hacia el esquema de tratamiento mas apropiado en cada caso particular

Para facilitar el diagnóstico se ha venido utilizando un cuestionario que categoriza la DSF por áreas

¿Qué tratamientos existen?

En cada caso deberá establecerse el patron disfuncional predominante para ofrecer a la paciente y su pareja la mejor respuesta terapéutica posible.  Es muy importante reconocer que la disfunción sexual masculina puede manifestarse de manera reactiva como DSF: el problema es del hombre pero lo expresa la mujer por diversidad de inhibiciones. En muchos casos la DSF es una forma de insatisfacción sexual femenina debido a alguna condición masculina, por ejemplo: eyaculación precoz, disfunción eréctil, anorgasmia, infidelidad, etc.

Desorden de deseo sexual hipoactivo: el tratamiento incluye el control de enfermedades crónicas, tratamiento de las condiciones masculinas, cambios en la medicacion de la paciente, terapia de reemplazo hormonal, uso de androgenos y terapia sexual (evaluación psicológica) a la pareja y videos de adulto entre otros. Se trata de reactivar la libido femenina, de que le vuelvan a "dar ganas" y disfrute de sus relaciones. En estudio: Flibanserina, un antidepresivo, no ha logrado convencer a la FDA sobre su efectividad;LibiGel (BioSante Pharmaceuticals) es un preparado tópico a base de testosterona que podría obtener la aprobación la FDA a finales del 2011, demostró un aumento del 238% de eventos de actividad sexual gratificante

Desorden de respuesta sexual femenina (excitación): muy relacionada con la anterior es multifactorial y se tratan de corregir las condiciones evidentes.  Las terapias incluyen lubricantes íntimos, reemplazo hormonal, consejo de pareja, tratamiento psicológico, sildenafil (Viagra), juguetes sexuales, videos, etc.

Desorden orgásmico: La asesoria psicológica, terapia de grupos y los libros de autoayuda pueden ser útiles dado que te enseñan elementos que puedes ignorar, cosas como la estimulación previa, conocimientos anatómicos y funcionales de tus órganos genitales, etc. El manejo de los desórdenes citados anteriormente conducen a una resolución del desorden orgásmico.  En mujeres premenopausicas el sildenafil (Viagra) ha demostrado mejorar la habilidad orgásmica; la testosterona también generó resultados aceptables bajo ciertas condiciones., especialmente si existía un problema de disminución de la libido.

Desorden de dolor sexual: el tratamiento de las condiciones orgánicas con diagnóstico preciso es el indicado en cada caso, incluyendo cirugía. En el caso del vaginismo se requiere orientación psicológica.

Lo que puedo hacer

Consulta a tu ginecólogo de manera abierta y franca, él podrá orientar tu caso. Puede ser necesario la visita al psiquiatra

Discutir tus preocupaciones con tu pareja

Lee libros de autoayuda, utiliza videos de adultos e incluso juguetes eróticos con orientación adecuada

Cambio de pareja, la separación, si no hay posibilidades de reconcialiación

Lo que no debo hacer

No utilices este artículo para autodiagnosticarte ni automedicarte, la intención es que te ayude a hacer consciente tu problema, obtener un poco de informacion cierta y sea el paso necesario parea que consultes a un especialista

Uso excesivo de alcohol y cigarrillos y aléjate de las drogas ilícitas y otras toxinas

Perder la esperanza