miscelaneos

cirugía estética: lo bello lo malo y lo feo

 

A veces los cirujanos no explican muy bien cuáles son los éxitos, fracasos, limitaciones, expectativas y resultados reales, cicatrices y complicaciones de la cirugía estética; he aquí mi artículo para ayudarte a saber que preguntar y que decidir

Hay algunos especialistas excelentes y otros muy malos, unos bien preparados y otros farsantes (hay reportes de "algunos" que ni siquiera eran médicos), unos que operan en instituciones seguras para el paciente y otros que trabajan en carnicerías que no cumplen los requerimientos mínimos de un quirófano ni tienen los recursos para manejar complicaciones. Tienes que aprender que en cirugía plástica lo barato puede salir muy caro: muchos son los casos donde la paciente ha quedado deforme o ha muerto: no expongas tu vida a condiciones peligrosas, ninguna cirugía es cosa de juego y un cuerpo bello a 2 metros bajo tierra solo sirve para ser adorado por los gusanos y las bacterias..

Te aconsejo:

1.- Ubicar un médico, cirujano plástico "de verdad", inscrito en el Colegio de Médicos y de Cirujanos Plásticos de tu localidad, región o país y con credenciales verificables. Usualmente se debe ser Cirujano General para poder hacer el Post Grado en Cirugía Plástica y Reconstructiva y se requieren algunos otros postgrados o cursos prácticos cortos para dominar ciertas y nuevas técnicas. Si al preguntar por credenciales el cirujano se molesta es mejor ir a otro lugar

2.- Se recomienda que el especialista tenga experiencia demostrable y un número anual de casos operados para cada intervención para que se pueda considerar calificado en ella. Los más idóneos tienen infinidad de álbumes con casos reales antes y después de la intervención realizada. Yo tengo mis reservas muy particulares con los médicos generales que hacen "estética", médicos esteticistas, muchos de ellos no están en capacidad de manejar complicaciones severas y muchos actúan en su negocio con mucha ligereza

3.- Pregunta a tu cirujano potencial sobre su tasa de complicaciones y satisfacción final de sus pacientes

4.- Conoce la institución donde serás operada, recuerda que el soporte de tu vida se basa en ello mientras estés anestesiada y transcurra tu hospitalización si la requieres: quirófano estéril bien dotado con equipos de monitoreo y soporte cardio-respiratorio idóneos, especialistas calificados en sus áreas, especialmente anestesiología, enfermeras preparadas, medicación adecuada y de amplio espectro, disponibilidad de productos de banco de sangre, sistema adecuado de traslado de emergencia a centros grandes en caso de complicaciones severas o que la institución cuente con terapia intensiva de adultos, laboratorio y áreas adecuadas y limpias

5.- Si la cirugía es extremadamente barata lo más probable es que no recibas el mejor trato, ni tengas la mejor seguridad ni los mejores materiales, piénsalo bien!

6.- NO TE HAGAS NADA INVASIVO en peluquerías o centros estéticos con personal no calificado, en latinoamericana hasta los choferes de taxi pretenden inyectar Botox o Biopolimeros a las incautas que siempre abundan y que caen en la trampa de algo económico o milagroso. Los charlatanes convencen hasta a las rocas!

7.- Infórmate muy bien sobre el procedimiento: es imperativo conocer su tasa de éxitos y fracasos, seguridad y frecuencia de complicaciones asociadas. No hay procedimiento 100% seguro ni efectivo! Existen procedimientos que deberían ser prohibidos, especialmente aquellos que inyectan grandes cantidades de sustancias expansoras artificiales para aumentar el volumen de regiones como la glútea. De las pocas pacientes que tengo que han pasado por estos procedimientos el 50% ha tenido complicaciones severas casi mortales

8.- Siempre debes tener en mente que las cirugías dejan cicatrices que pueden resultar desastrozas, o quedar muy bonitas, o sólo ser poco visibles o que sencillamente no te gustaría tener en tu cuerpo

9.- La cirugía estética no es la respuesta a tu salud, sólo sirve para mejorar tu imagen por un tiempo corto o largo de acuerdo a tu cuidado personal. Todo se pierde si no mantienes tu peso, si no te ejercitas, si no comes bien... el tiempo pasa y el envejecimiento es inevitable

Dr. Ricardo Gómez Betancourt

Mamoplastia: aumento, reducción, lifting

 

Mamoplastia de aumento, protesis mamaria

Una de las cirugías más deseadas y populares en el mundo, especialmente en el continente americano. Debido a la gran experiencia mundial y lo relativamente sencillo de la técnica quirúrgica es uno de los procedimientos estéticos más seguros y con los mejores resultados, siempre y cuando se haga bajo las normas mínimas aceptadas para cualquier procedimiento quirúrgico. Los resultados pueden ser fabulosos, medios o mediocres dependiendo de la pericia del cirujano y las características particulares de la paciente y las complicaciones potenciales. Debido a que las mamas son la representación sine qua non de la femineidad hay que tener un enorme cuidado para evitar una deformidad quirúrgica indeseada por una mala decisión con respecto al especialista y la institución seleccionadas.

Si se colocan prótesis muy grandes existe el riesgo de que las cicatrices se desgarren y se hagan grandes y visibles; así mismo, pueden aparecer estrías por sobredistensión cutánea. Si se deben cambiar posteriormente se deberán colocar prótesis de talla mayor para mantener la firmeza y el efecto estético por lo cual recomendamos iniciar con prótesis de tamaño razonable

Mamoplastia reductora, eliminación de tejido mamario, lifting

Para mamas péndulas, muy caídas, flácidas o sencillamente muy grandes la cirugía de elección es la reducción quirúrgica de las mamas. La técnica se basa en la eliminación de piel, tejido glandular y grasa mamaria para reducir su tamaño, elevar los pezones y recuperar la forma redondeada de la mama. Hacer esto implica hacer grandes heridas con el consiguiente riesgo de defectos en la cicatrización y deterioro del efecto estético local. A mayor grado de caída y tamaño mamario mayor será la extensión de la operación y sus cicatrices, la técnica es mucho más agresiva que la inserción de prótesis y si el nivel de corrección es muy grande mayor será el riesgo de que no se cumplan con las expectativas (en algunos casos sobredimensionadas) de la paciente.

Aun en las mejores manos las cicatrices pueden llegar a ser notables, además, en muchos casos el resultado final y la potencial deformidad mamaria resultante dista mucho de las expectativas de la paciente. La paciente debe tener presente que si se hace esta cirugía sus mamas quedaran surcadas pór cicatrices para siempre, cicatrices que pueden ser muy bonitas o muy feas

Es imperativa una adecuada información sobre limitaciones antes de someterse a este tipo de cirugía y seleccionar un excelente equipo quirúrgico. El riesgo de infecciones y necrosis tisular es mayor. Ocasionalmente se pueden colocar prótesis mamarias para mejorar la forma si la condición lo permite y está indicado.

Muchas cirugias

Mientras mas cirugías te hagas en tus mamas, mayor será el riesgo de deterioro acumulativo de la estética y funcionalidad mamaria: las cicatrices y retracciones cutáneas, el deterioro estructural glandular, reacciones de encapsulación, ciclos de aumento y pérdida de peso, todo ayudado por el envejecimiento, lesionan la mama de manera irreversible.

Abdominoplastia: piel y grasa abdominal

 

Un procedimiento bastante cruento y extenso, se basa en la eliminación de la piel y grasa subyacente de un área de tamaño variable por debajo del ombligo con el fin de eliminar áreas flácidas, redundantes o afectadas por abundantes estrías producto de los embarazos o la pérdida considerable de peso

Los mejores resultados siempre se obtienen si las pacientes se ejercitan y aprenden a mantener su peso. Después del nacimiento de un bebé sugerimos esperar entre uno o dos años antes de decidirse a practicar la cirugía, durante este tiempo se indica hacer ejercicios y moldear la figura mediante una dieta saludable y el ejercicio fisico (a nadie le gusta esta idea, pero las que la siguen obtienen mejores resultasdos, por mucho. La gente de nuestro tiempo quiere todo sin esfuerzo, rápido y Ya!)

Dermolipectomía mínima

Usualmente se trata de una pequeña resección de piel y grasa por debajo del ombligo y sin necesidad de su reconstrucción. Está reservada para defectos pequeños y la tasa de éxitos debido a lo limitado del procedimiento es excelente, se puede acompañar de liposucción o lipoescultura

Dermolipectomía extensa y plicatura abdominal

Se extirpa una gran cantidad de piel y grasa, desinsertando el ombligo y reinsertándolo en un punto superior se retoma la integridad de la pared abdominal anterior. Los músculos rectos abdominales se pueden suturar sobre si mismos generando un efecto inmediato de tallado de la cintura para aumentar el efecto estético de la intervención. La paciente debe tener presente que cambiará un delantal de grasa abdominal por una cicatriz a veces no muy bonita; así mismo, debe saber que si no se cuida y engorda la grasa se acumulará por arriba y por debajo de la cicatriz y el efecto estético se perderá.

En este tipo de intervención es donde he observado la mayor cantidad de problemas y defectos residuales, he conocido muchas mujeres cuya vida se ha visto arruinada por el desastre que resultó de este procedimiento, usualmente llevado a cabo por "especialistas" no calificados y en un par de casos los médicos resultaron no tener ni siquiera las credenciales básicas de un cirujano. Típicamente los casos provienen de centros de estética y ambulatorios ubicados en Centros Comerciales (oficinas escasamente dotadas) donde no existe ningún tipo de auditoría ni control de los supuestos cirujanos plásticos y donde las condiciones de seguridad para el paciente son sencillamente inexistentes

Inyección de polímeros y otras cosas...

 

Esta es una de las locuras más grandes del momento, no solo por lo peligroso del procedimiento en sí sino por las deformidades poco naturales que ocasiona

exageracion

Las sustancias que se usan pueden generar reacciones alérgicas a largo plazo que ocasionan inflamación crónica y deformidad progresiva. La complicación más temida es sin duda la infección local que puede llegar a poner en peligro la vida de la víctima y aspecto grotesco residual secundario a la remoción quirúrgica del material y tejido necrótico. Claro, los que lo hacen dicen que NO PASA NADA

un desastre

Hay que ser una persona muy arriesgada (o bruta) para utilizar este tipo se materiales en la cara, donde una pequeña complicación puede generar una catástrofe estética

Esta mujer, una reconocida reportera de TV asiática llegó al extremo de inyectarse aceite comestible en la cara hasta llegar a ser esta persona monstruosa y deforme

****