atención salud femenina de la mujer homosexual

Consideraciones iniciales

 

El número de  lesbianas en una población es difícil de determinar con precisión debido a que muchas mujeres prefieren no revelar esta información.  Aproximadamente se ha identificado alrededor del 1-4% de las mujeres como gay, lesbiana o bisexual.

Las lesbianas, al igual que otros grupos marginados de mujeres, a menudo subutilizan los servicios de atención médica y retrasan de manera significativa el cuidado de su salud en comparación con las mujeres heterosexuales. Una de las razones que explica esta diferencia radica en que los proveedores de salud femenina carecen de un conocimiento adecuado sobre los problemas de salud de la mujer lesbiana, e incluso pueden llegar a manifestar rechazo o discriminación creando experiencias negativas en la paciente, que por supuesto, dificilmente retornará. Esto es válido tanto para medicos hombre o mujeres

Las lesbianas tampoco utilizan los servicios de salud que se centran en la anticoncepción y la reproducción, de manera que se pierden estos puntos de entrada al sistema de atención de salud para muchas de estas mujeres.

Identificación y conducta médica adecuada

 

Lesbiana es un término que se refiere tanto a la conducta sexual como a una forma de identidad. No hay un perfil estereotipado para identificar fácilmente las pacientes lesbianas: se encuentran en todos los grupos étnicos y de clase socioeconómica, solteras, casadas o divorciadas, amas de casa o profesionales, jóvenes o de la tercera edad.  Muchas mujeres deciden no identificarse como lesbianas para evitar tensiones y rechazo cultural, social o familiar y no están dispuestas a revelar su identidad para evitar encuentros negativos con médicos que potencialmente podrian discriminarlas y ofrecerles una atención subóptima por ignorancia o prejuicios personales

La Profesionalidad y la Confidencialidad son elementos clave para permitir que las lesbianas se identifiquen, así como para generar una adecuada interacción entre los médicos y sus pacientes lesbianas. La identificación sexual se puede hacer de manera directa y sin prejuicios, la honestidad nunca esta sobrevalorada y la paciente lo agradecerá. Existen muchas preguntas indirectas para llegar a la naturaleza sexual de la paciente pero particularmente prefiero ser transparente y preguntar de manera directa y sin tapujos. Este acercamiento es muy parecido al que utilizo con las trabajadoras sexuales: honestidad, transparencia y ausencia de prejuicios!

Consideraciones preventivas en salud

 

Anticoncepción

Aproximadamente el 75 al 80 por ciento de las lesbianas reportará historia de actividad heterosexual (pasada, presente o potencial), a menudo sin utilizar métodos anticonceptivos o metodos preventivos contra enfermedades de transmisión sexual. Las lesbianas que pueden estar pensando involucrarse en relaciones heterosexuales se beneficiarían de una discusión sobre las opciones anticonceptivas.

Cánceres

Según encuestas a gran escala, las lesbianas son más propensas a fumar y beber alcohol, tener un índice de masa corporal alto (sobrepeso & obesidad), ser nulíparas o de baja paridad y tener menos exámenes de salud preventiva que las mujeres heterosexuales; también, las mujeres lesbianas tienen menos probabilidades de haber usado anticonceptivos orales o haber lactado.

Estas características constituyen factores de alto riesgo que predisponen a sufrir varios tipos de cáncer: colon, pulmón, endometrio, ovario y mama.

Cáncer de cuello uterino - Al igual que todas las mujeres, las lesbianas deben someterse a exámenes de rutina para detección temprana del cáncer de cuello uterino, sus lesiones precursoras (displasias) y la infección por VPH

El riesgo de neoplasia cervical es mayor en las mujeres lesbianas que:

• Tienen historia de inicio de relaciones sexuales a temprana edad con hombres y que en el futuro han tenido un control ginecológico deficiente

• Ha tenido relaciones sexuales con más de una pareja sexual masculina

• Han sido infectadas con el VPH, especialmente si son fumadoras

Cáncer de mama - El riesgo teórico de cáncer de mama en las lesbianas ha sido estimado en 1 de cada 3 mujeres lesbianas en comparación con 1 de cada 8 mujeres en general. Esta alarmante cifra fue determinada por el análisis de los perfiles demográficos y las historias de salud de las lesbianas en varias encuestas. Los factores contribuyentes son: ausencia de embarazos y lactancia, embarazos después de los 30 años, menor frecuencia de evaluaciones clínicas y radiológicas de las mamas. Estos factores reducen las probabilidades de detección temprana de la enfermedad.

Cáncer de ovario - Las lesbianas tienen mayor riesgo teórico de desarrollar cáncer de ovario debido a factores de riesgo tales como una menor probabilidad de haber estado embarazada o de no haber usado anticonceptivos orales durante al menos dos años (el uso de anticonceptivos orales reduce el riesgo de cáncer de ovario hasta en un 70%).

Las recomendaciones para la detección de cánceres en la mujer lesbiana son controversiales y se basan en factores de riesgo, no la orientación sexual.

Enfermedades de transmisión sexual

Las enfermedades de transmisión sexual pueden ser contagiadas a las compañeras sexuales, incluso con una historia remota, o ausente, de parejas sexuales masculinas. El riesgo de infección por enfermedades de transmisión sexual (gonorrea, clamidia, hepatitis B, HIV, sífilis, VPH, herpes genital, tricomoniasis) varía ampliamente, dependiendo de la orientación sexual, el número de parejas y las prácticas sexuales. 

La vaginosis bacteriana (VB) - no considerada como enfermedad transmisible en la población heterosexual femenina, parece ocurrir con mayor frecuencia entre las lesbianas (hasta el doble de frecuencia) por lo que algunos investigadores la consideran como una forma de enfermedad de transmisión sexual. Es posible que la dinámica sexual tenga relación con la frecuencia de la Vaginosis: sexo oral-genital, oral-anal, vagino-vaginal y los juguetes sexuales y su explicación se encuentra en el intercambio de secreciones ano-vaginales, directa o indirectamente, a través de los dedos y juguetes sexuales contaminados.

Las lesbianas con infecciones ginecológicas deben ser alentadas a informar a su parejas sobre la necesidad de detección, diagnóstico y tratamiento. 

HIV - La tasa cada vez mayor de adquisición del HIV en las mujeres heterosexuales ha desafiado los conceptos originales sobre los grupos de riesgo. Las mujeres lesbianas que son o han sido usuarias de drogas intravenosas o prostitutas pueden estar en mayor riesgo de infección por el HIV. La transmisión del HIV mujer-mujer se ha documentado, aunque sabemos poco acerca de la incidencia de la transmisión. Es evidente que a mayor número de parejas sexuales mayor será el riesgo de adquirir ésta u otras enfermedades infecciosas.