control y prevención

educación sexual

 

“Los jóvenes tienen derecho a los servicios de salud reproductiva y la información al respecto. Los estudios han demostrado reiteradamente que la educación sobre la sexualidad y la educación no acrecienta los comportamientos irresponsables. Por el contrario, ayuda a los jóvenes a adoptar decisiones responsables y saludables”

Thoraya Obaid, directora general del UNFPA. Día mundial de la población, 2003

En realidad TODO el mundo tiene el derecho y la obligación personal de educarse en lo tocante a su sexualidad y su genitalidad... La ignorancia sexual es el combustible perfecto para la adquisición y diseminación de enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, suspensión de la educación, bajo nivel cultural y socioeconómico, prostitución, violencia doméstica y la muerte temprana.

Aun cuando los errores sexuales son corregibles en la gran mayoría de los casos en ocasiones conducen al fin prematuro e injustificado de la vida.

La primera vez que asistí a una charla sobre Educación Sexual fue en 1985, en uno de los primeros congresos sobre HIV/SIDA en Venezuela, hubo grandes expositores y precisamente, quien llamó más la atención fue un especialista que estaba en contra de la educación sexual; sus argumentos eran válidos y dieron mucho que pensar y discutir: se estaba induciendo a los jóvenes a sostener relaciones sexuales hacíendolas ver como algo muy natural y disponible de manera irresponsable desde edades tempranas. En realidad se refería a la educación sexual impartida por personal sin preparación y que en su opinión, y de acuerdo a sus observaciónes, conducía a facilitar e incluso inducir la sexualidad adolescente irresponsable. Los tiempos han cambiado y ante el bombardeo publicitario del erotismo y la pornografía voluntaria o intrusiva, es imperativo utilizar todos los medios posibles para hacer llegar la mejor información a la mayor cantidad posible de la población, adaptando su contenido de acuerdo a las caracteristicas particulares de cada una de ellas.

Este artículo tratará exclusivamente sobre educación sexual en la mujer y desde un enfoque un poco inusual, no hablaremos de educación sexual per se, sino que educaré un poco sobre la sexualidad en cada una de las muchas etapas de la mujer. Así pués, este artículo, es en si, educación y orientación sexual.

Dr. Ricardo Gómez Betancourt

sexualidad infantil y adolescente


Este grupo particular y susceptible incluye a la niña y la mujer inmadura desde todo punto de vista.

Es evidente que las niñas no pueden involucrarse en actividades sexuales y cuando ocurre usualmente se trata de abuso infantil y comúnmente debido a un familiar cercano o representante legal. Este es un serio problema de comunidades pobres y subservidas. Y en líneas generales la educación sexual (y las serias penalidades por pedofilia) debe orientarse a los infractores y no a la víctima a quién solo se la puede orientar para reportar situaciones sospechosas.

En la mujer adolescente o núbil el caso es más sencillo aunque no menos importante, lo que se tiene en cuerpo y conductas de mujer se tiene en inmadurez, inexperiencia sexual y dependencia en presencia de un ímpetu sexual prácticamente incontenible y dispuesto a la exploración.

Es en ésta población donde deben darse los mejores y mayores esfuerzos en educación, la mujer iniciará irremediablemente su sexualidad en poco tiempo y debe ser educada sobre los grandes problemas de la sexualidad: Enfermedades de transmisión sexual y el Embarazo adolescente no deseado

Y sus efectos colaterales: abandono educativo, uso y abuso del alcohol, drogadicción, marginalidad, prostitución y violencia doméstica, entre otros.

Como grupo, la desgracia es que solo las mujeres involucradas en la escolaridad, un nicho cerrado, son susceptibles de recibir orientación, las mujeres fuera del sistema, más vulnerables y desposeídas, nunca la recibirá. Es así que la orientación debe permear de las aulas e impartirse en la comunidad para ampliar el espectro de influencia.

Nuestro objetivo fundamental es prevenir el embarazo adolescente ya que en nuestra experiencia y apoyados en estudios recientes (Human Reproduction, July 7, 2016, Is Underage Abortion Associated with Adverse Outcomes in Early Adulthood? A Longitudinal Birth Cohort Study up to 25 Years of Age, by Suvi Leppälahti, et al.) sabemos que el embarazo adolescente es el primer paso a la marginalidad, interrupción escolar, dependencia socioeconómica, drogadicción y repetición del patrón en la prole, un problema que se expande exponencialmente y que explica parte de la problemática y génesis de los países subdesarrollados o en fallidas vías de desarrollo.

Con respecto a las enfermedades transmisibles la más temida es el HIV/SIDA, no solo por la muerte potencial y el uso diario y crónico de medicación costosa e inaccesible para muchos, sino por el estigma, aislamiento y discriminación abierta y solapada hacia los que la sufren.

La enfermedades comunes son fáciles de tratar pero son causa de pérdida de horas-hombre trabajo, costos para la persona y el sistema de salud, complicaciones agudas médico-quirúrgicas como la enfermedad inflamatoria pélvica y secuelas como la infertilidad

sexualidad en la mujer de edad reproductiva

 

Incluimos en este grupo a las mujeres de 18 a 45 años, abarca el período más largo y activo (al menos en lo que se refiere a la frecuencia y variedad sexual) en la sexualidad de la mujer

Con la madurez viene la prudencia, sin embargo la ignorancia es la madre de todos los problemas y suele vencer a la prudencia. En este gran grupo los problemas se asocian al embarazo no deseado y las enfermedades transmisibles pero en un organismo adulto y con relativa independencia personal y socioeconómica los problemas en si no tienen tantas secuelas, no alteran en tal grado el pronóstico de vida cuando se la compara con el grupo anterior. El problema se puede presentar para la prole en forma de lesiones durante la vida in útero, la prematuridad y el maltrato durante la vida postnatal.

sexualidad en la mujer embarazada


En la primera consulta prenatal debemos descartar infecciones comunes del tracto genital femenino, algunas de transmision sexual, debido a la relación con abortos, perdidas tempranas del embarazo, prematuridad y secuelas neonatales por prematuridad. asi mismo, es nuestra respñonsabilidad detectar conductas sexuales riesgosas, promiscuas e inusuales que pudiesen conducri a complicaciones obstetricas

Durante el embarazo intentamos orientar a la pareja sobre la seguridad del coito y evitar situaciones o conductas peligrosas. En ocasiones se contraindica la sexualidad.

Este artículo lo desarrollo ampliamente en maternofetal.net, mi sitio sobre el embarazo

sexualidad en la mujer post reproductiva

 

Estas mujeres, gracias a la publicidad, se han encontrado, han dejado atrás sus desdichas personales y se han reunido con otras miles de mujeres en iguales condiciones, han determinado que la vida no se acaba por la ausencia menstrual y los síntomas incapacitantes, han buscado ayuda y han salido del cascarón, han empezado una nueva vida o retomaron mucho de lo que habían dejado atrás. Se han vuelto productivas en su madurez, reencontraron su sexualidad y sus virtudes y su capacidad para resolver problemas.

La sexualidad en la mujer mayor, el renacimiento: madurez, estabilidad, sin responsabilidades de crianza ni embarazos por descuido.