cirugía minimamente invasiva

tumores anexiales

 

Las masas pélvicas que se encuentran cercanas al útero se denominan tumoraciones anexiales y casi siempre corresponden a masas o tumores ováricos. Ocasionalmente pueden corresponder a fibromas uterinos, quistes no ováricos (para-ooforo), dilatación y abscesos de las Trompas de Falopio y otros tumores raros que no vale la pena mencionar en el ámbito ginecológico

Lo cierto es que casi siempre son de origen ovárico, la mayor parte de ellos benignos y relativamente fáciles de diagnosticar y tratar

Por estar fuera del rango de mi especialidad solo voy a mencionar que en la niña o mujer prepuberal los tumores de ovario tienen mayor tendencia a ser malignos por lo que en este grupo de edades hay que tener mucho cuidado y considerar la cirugía de manera inmediata

En la mujer en edad reproductiva se encontrará la mayor cantidad de tumores de ovario: funcionales benignos, endometriósicos y ocasionalmente sólidos con tendencia o francamente malignos. Los tumores quísticos funcionales benignos seran los mas frecuentes y el tratamiento quirúrgico es poco frecuente; cuando son sólidos o tienen una mezcla sólido/quistica el tratamiento quirúrgico es la norma en casi todos los casos. Nunca se debe olvidar el embarazo ectópico como una forma de tumoracián anexial muy peligrosa.

En la mujer posmenopáusica el riesgo de tumoración maligna es más alto de manera que toda tumoración ovárica o pélvica sospechosa se considera maligna hasta tanto se demuestre lo contrario, por lo tanto, siempre se deben intervenir quirúrgicamente (tal como ocurre en la paciente prepuber)

La laparoscopia ginecológica es el método quirúrgico de elección salvo en aquellos casos en que la tumoración es grande y sólida, usualmente mayores de 5 cm, ya que ante la sospecha de malignidad es imperativo obtener el tumor completo sin rotura de la lesión dentro de la cavidad abdominal para no alterar el pronóstico y sobrevida de la paciente en caso de ser maligno. Se puede iniciar la intervención por via laparoscópica -para evaluar la tumoración y el entorno pélvico- y luego pasar a cirugía abierta para obtener la lesión a través de una incisión abdominal de tamaño apropiado

Dr. Ricardo Gómez Betancourt

tumores frecuentes


Quistes funcionales: dada su naturaleza ovulatoria (formación de quistes ovulatorios, folículos) el ovario tiene tendencia a formar quistes funcionales de manera ocasional, a veces muy grandes (aunque usualmente menores de 10 cm) cuyo tratamiento inicial es el uso de anticonceptivos orales. Estos quistes son benignos y rara vez requieren cirugía aunque los mayores de 8 cm pueden presentar torsion aguda y generar una complicación quirúrgica de emergencia

Quistes paraovaricos son quistes, remanentes embrionarios, de paredes muy delgadas que se encuentran cerca de uno u otro ovario y hacen pensar que se trata de un quiste de ovario. Se diagnostica como tal cuando se aprecian los "verdaderos" ovarios en las cercanías. rara vez requieren ser intervenidos quirúrgicamente

Foliculo o quistes hemorragicos: en ocasiones el proceso ovulatorio produce sangrado en la cavidad folicular que produce un quiste de aspecto mixto que parece corresponder a un tumor mixto de ovario. La experiencia ecográfica, la historia clinica y ciertas pruebas terapeuticas ayudan a determinar el diagnóstico correcto. En ocasiones el sangrado es tan profuso que se requiere cirugía de emergencia

Embarazo ectopico el embarazo fuera de la matriz se localiza en mas del 90% de los casos en una de las Trompas de Falopio, generando una imagen tumoral cercana o que engloba a un ovario. El embarazo ectópico es una emergencia quirúrgica que historicamente ha cobrado muchas vidas por retardo en el diagnóstico. En la actualidad el diagnóstico se hace rapidamente y la laparoscopia es el metodo quirúrgico de eleccion

Absceso tubo-ovárico: una de las formas mas severas de la infección pélvica, de la conocida Enfermedad Inflamatoria Pélvica es el absceso de la trompa de falopio, que se obstruye y acumula pus en su interior a la vez que se destruye el fino mecanismo fisiológico que se encarga de transportar en huevo fecundado al interior del útero. Esta es la principal causa de embarazo ectópico

Endometriomas: la endometriosis es una de las enfermedades benignas mas frecuentes de la mujer en edad reproductiva, afectando hasta a 1 de cada 5 mujeres (20%), y es una causa muy importante, si no la más frecuente, de dolor pélvico crónico e infertilidad. Es una enfermedad crónica recurrente y en ocasiones destructiva por lo que algunos autores la han llamado el Cáncer Benigno. Una forma particular de endometriosis es la formación de tumores ováricos benignos de crecimiento progresivo debido a la acumulación de sangre producto de la "menstruación" de los implantes endometriosicos ováricos. Son tumores tipicamente redondeados y de contenido no vascularizado que recuerda al vidrio esmerilado.

Teratoma ovárico : tambien llamados quistes dermoides, son tumores de células germinales originados a partir de células de las tres capas embrionarias (ectodermo, mesodermo y endodermo) por lo que manifiestan sus tipos celulares. Son casi invariablemente benignos y crecen comprimiendo el tejido ovárico sano. En su interior se encuentra el producto de los tejdos embrionarios: hueso, dientes, grasa, pelo... Son realmente asquerosos al corte pero son bellamente benignos en su comportamiento

Tumores malignos, hasta hace poco se consideraban contraindicación formal para la cirugía laparoscópica pero con el entrenamiento sistemático y el avance en el instrumental y sistemas video-ópticos la cirugía oncológica relacionada al cáncer ovárico ha avanzado muchísimo en las manos correctas. La cirugía radical asociada al cáncer de ovario ha demostrado ser sumamente eficiente e incluso mejor que la cirugía tradicional abierta, es básicamente más eficiente, menos traumática y debido a la magnificación de la imagen permite una mejor resección de lesiones metastásicas y disección ganglionar típica de la cirugía oncológica.

*

Actualización en detección precoz del Cáncer de Ovario

Siguiendo los hallazgos de un articulo publicado en Lancet, diciembre 2015, se iniciará la medición de un marcador tumoral, el CA125, anualmente en toda mujer mayor de 50 años, en conjunto con el estudio ecografico transvaginal que se hace de rutina en la consulta. Deberá realizarse en el mismo laboratorio anualmente y sus valores seguidos en el tiempo. Se espera una reducción del 15% (en los 14 años del estudio) en la mortalidad por cáncer de ovario usando esta modalidad.

Publicacion de IOTA (International Ovarian Tumor Analysis), Reglas Simples para el diagnóstico sencillo y de alta sensibilidad del cáncer de ovario por via transvaginal (Ultrasonidos). IOTA Summary Paper 2013

Determinación ecográfica de malignidad (imágenología)

Clasificación con Ca125

Calculador de riesgo de malignidad IOTA-ADNEX