Virus Papiloma Humano VPH

virología, biología del VPH, papillomavirus

 

El Virus Papilloma Humano, VPH, un virus ADN (hay virus ARN), forma parte de la familia papillomaviridae, una gran familia de virus con importancia clínica en medicina ya que al menos 5 géneros de esa familia infectan al ser humano. Existen al menos 100 tipos de papillomavirus implicados en lesiones cutáneas y mucosas en el ser humano y aunque la mayor parte de las lesiones que producen son benignas algunos de ellos están implicados en el desarrollo de ciertos tipos de cáncer genital y de la región anal. 40 tipos se asocian con frecuencia a infecciones genitales.

Familia: Papillomaviridae
Género: Alphapapillomavirus (en total son 5 géneros)
Especie: Papillomavirus humano (82 genotipos asignados, pero son más de 100 virus distintos) 
Estructura: cápside proteíca de 20 facetas sin envoltorio con ADN circular de doble cadena
Tasa de ataque: se calcula que la posibilidad de contagiarse con el virus es del 65% mediante el contacto directo con las lesiones o fomites contaminados
Incubación: de 3 semanas a 8 meses con una media de 3 meses.
Supervivencia en el medio ambiente: el virus es resistente al calor y la desecación y permanece viable en ropas o instrumental de laboratorio
Antivirales: es resistente a los antiviralers conocidos; el aciclovir, por ejemplo, no tiene ningún efecto sobre el VPH
Esterilización, destrucción de la partícula viral: el virus es susceptible in vitro a los antisépticos comunes y a cualquier método de esterilización clínica

El virus infecta piel o mucosas mediante el contacto directo, invadiendo sus capas más profundas a través de cortes y abrasiones locales y luego replicándose a medida que las células van madurando hacia la superficie. De hecho, el VPH depende de la maduración natural de las células en el tejido vivo por lo que es dificil cultivar el virus en el laboratorio

La infección por VPH produce (cuando lo hace, 50% son asintomáticos) verrugas planas o elevadas o en forma de coliflor en piel, plantas de los pies, palmas de las manos, área genital, esófago, ano y laringe. Existe cierta preferencia de tipos virales y el tipo de tejido afectado pero esto no es absoluto:

TIPO VIRAL
Lesión Clínica
1
Verrugas plantares
7
Verrugas manuales del carnicero
2, 4, 27, 57
Verrugas cutáneas vulgares
3, 10, 28, 49, 60, 76, 78
Lesiones cutáneas
5, 8, 9, 12, 17 20, 36, 47
Epidermodisplasia verruguiforme
6, 11, 40, 42, 43, 44, 54, 61, 70, 72, 81
Condilomas anogenitales, papiloma laríngeo, displasias intraepiteliales (NICs) en mucosas
16, 18, 30, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 53, 56, 58, 59, 66, 68, 73, 82
Displasias y carcinomas de mucosa anogenital, laringea y esofágica. Son los famosos de "Alto Riesgo"

Malignización por VPH, oncogénesis

 

Esta sección se refiere a los tipos de VPH de alto riesgo. Aunque ocasionalmente los de bajo riesgo podrían estar implicados en cánceres, su contribución es muy rara y asociada a pacientes inmunosuprimidos

Los tipos de VPH de alto riesgo son responsables de varios tipos de cáncer del tracto genital, incluyendo el pene, la vulva, el ano, la vagina y el cáncer de cuello uterino.

El cáncer del cuello uterino es el segundo cáncer más común en las mujeres en todo el mundo y la causa más común de muerte por cáncer en las mujeres en los países subdesarrollados. Alrededor de 15 tipos de VPH de alto riesgo pueden causar este tipo de cáncer, pero los implicados con mayor frecuencia son el VPH-16 y el VPH-18, presentes en el 50% y el 10-20%, respectivamente, de los cánceres de cuello uterino en todo el mundo. El 30% restante se debe a VPH 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 63, 68, 82

La infección por VPH y el desarrollo del cáncer: la evolución hacia el cáncer después de la infección toma muchos años y susceptibilidad personal al virus, todo con la ayuda de ciertos elementos sociales como bajo nivel socioeconómico, multiplicidad de parejas sexuales, inicio temprano de las relaciones sexuales y el uso de cigarrillos

Como resultado de diversos mecanismos de evasión inmune, el VPH es capaz de persistir en personas saludables por meses y años a medida que la respuesta inmune específica se retrasa. No obstante, la mayoría de las personas podrá eliminar la infección con el tiempo (al menos el 90% en 2 años). Sólo aquellos individuos que no logran eliminar un tipo de VPH de alto riesgo se encuentran en riesgo de progresión de la enfermedad hacia lesiones premalignas y cáncer invasor. NO hay manera de saber quién progresará y quiénno, pero debemos eliminar los factores de riesgo conocidos.

La infección por VPH de alto riesgo persistente de células en la zona de transformación del cuello del útero pone a la paciente en riesgo de cáncer de cuello uterino. Sin embargo, la oncogénesis es un proceso de múltiples pasos. Otros co-factores son necesarios y la enfermedad tarda muchos años para evolucionar y sólo un pequeño porcentaje de las personas desarrollará el cáncer (en la columna izquierda puede ver la secuencia evolutiva de la infección por VPH hasta llegar a cáncer microinvasor y la escasa cantidad de mujeres que sufrirán cáncer). Los co-factores más consistentemente asociados con el cáncer de cuello uterino incluyen: fumar, multi-paridad y la inflamación crónica del tracto genital debido a otras enfermedades de transmisión sexual. La infección por VPH es meramente un iniciador necesario pero insuficiente del proceso:

Cómo el VPH inicia la oncogénesis (inicio del cáncer)

La integración genómica (integración del ADN viral en el ADN celular) no es necesaria para la replicación del virus, pero es esencial para la oncogénesis.

Cuando el genoma viral circular se integra en el cromosoma del huésped se interrumpe la función del gen viral E2 de modo que la proteína viral E2 no se puede producir. La proteína E2 dirige la creación de partículas virales y además controla la expresión de los genes virales E6 y E7. Al limitarse la función de la proteía E2, se detiene la replicación del virus y aumenta la producción de las proteínas virales E6 y E7 que alteran a la célula humana haciéndola inmortal y conduciéndola hacia la división descontrolada propias del cáncer:

1.- La expresión descontrolada de los genes virales E6 y E7 hace que se produzcan proteínas E6/E7 en cantidades anormalmente altas dentro de la célula humana.

2.- Las proteínas E6 y E7 en altas cantidades inactivan a dos proteínas anti-oncogénicas llamadas proteína p53 y proteina pRB (proteína retinobalastoma). Estos anti-oncogenes trabajan juntos para proteger a la célula de los daños del ADN:

la p53 (inactivada por la proteína E6 viral) es un factor de transcripción que controla la reparación del ADN y la respuesta celular a la lesión. Inicia la apoptosis (muerte celular controlada) en una célula que está muy dañada

la pRB (inactivada por la proteína E7 viral) detiene la replicación del ADN durante la fase G1 del ciclo celular para permitir la reparación del ADN dañado

3.- Las células infectadas por el VPH no logran reparar el ADN dañado, se acumulan mutaciones y no pueden ser sometidas a la apoptosis (se pierde el control de calidad genético y las células crecen alocadamente). Esto las hace vulnerables a la transformación maligna y eventualmente a la aparición del cáncer en el tejido afectado

***

Dr. Ricardo Gómez Betancourt