Metformina: excelente pero abusada